Cirugías estéticas en adolescentes

La solicitud para la realización de cirugías estéticas se hace cada vez más frecuente en menores de edad.  Una de las posibles causas está en la exposición de los adolescentes a la influencia de los medios sociales y la retroalimentación externa con respecto a la imagen corporal que se tiene y el tipo de videos, fotos o imagenes que se comparten y los comentarios que se generan a partir de estos.

 

Los procedimientos de cirugía estética más realizados y sobre los cuales se han hecho estudios que demuestran su utilidad para menores de edad, se encuentran:

 

Rinoplastia (remodelación en la nariz). Procedimiento que se hace entre los 16 a 18 años en varones y 15 a 18 años en mujeres.

Otoplastia (remodelación de orejas cuando están prominentes). Procedimiento que se hace entre los 5 a 7 años, cuando hay quejas del menor.

Mamoplastia de reducción (reducción de  grandes senos). Idealmente esperar hasta los 18 años.

 

Estos procedimientos pueden llegar a ser realizados más como procedimientos reconstructivos que simplemente estéticos.  Sin embargo, muchas veces la linea entre reconstructivo y estético se hace más estrecha por las mismas presiones sociales y de perfección a las que se enfrentan los jovenes.

 

Otros procedimientos quirúrgicos que son demandados entre los adolescentes y son de carácter estético son:

 

El aumento mamario.

La liposuccion.

El aumento en glúteos.

Rellenos en la cara, principalmente en los  labios.

 

Usualmente las cirugias estéticas en las personas jóvenes son de bajo riesgo, sin embargo no estan exentas de estos, como  la mala cicatrización, el sangrado, las deformidades, hematomas (acúmulo de sangre en la zona de la cirugía), infecciones, tromboembolismo venoso entre otros.  Aunque usualmente, son menos frecuentes que en las personas mayores.

 

Cuando un adolescente realiza una solicitud para una cirugía estética es muy importante que los padres y el médico cirujano plástico realicen una evaluación de la madurez física y emocional del paciente y analice el deseo, los objetivos realistas, los riesgos, el curso postoperatorio esperado, las limitaciones y las complicaciones del procedimiento. Por esta razón una evaluación exhaustiva en el preoperatorio y  el consentimiento informado de los padres, es fundamental para todas las cirugías de los menores de 18 años.

 

Cumplir con los anteriores criterios puede ayudar a reconocer cuando un adolescente puede estar mal informado sobre los efectos, tener motivos ocultos para buscar cirugías plásticas, como el culto a celebridades, ser víctimas de sus compañeros o simplemente querer “encajar”.

 

Referencias

Rohrich, R. J., & Cho, M. (2018). When is Teenage Plastic Surgery vs Cosmetic Surgery OK – Reality vs Hype? – A Systematic Review. Plastic And Reconstructive Surgery, doi:10.1097

 

Escrito por La Dra Lina María Quintero Velásquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber más?

Envíanos un correo a
tucirugiasegura@gmail.com
o accede a nuestro formulario de contacto.

Médicos y Especialistas

Aliados